EVALUACIÓN DEL TDAH

Hiperactividad, déficit de atención, impulsividad, trastornos de la conducta y dificultades de aprendizaje son elementos inseparables de una misma realidad e influyen muy negativamente en el desarrollo escolar de cualquier niño.

El EDAH, que permite evaluar el déficit de atención con hiperactividad (TDAH), recoge información sobre la conducta habitual del niño. Para ello ofrece un método estructurado de observación para el profesor, compuesto por 20 ítems de fácil comprensión y que requieren una inversión mínima de tiempo. El evaluador obtiene puntuaciones en 4 escalas: HiperactividadDéficit de atenciónHiperactividad con Déficit de atención Trastorno de conducta.

Gracias al establecimiento de diferentes puntos de corte a partir de criterios estadísticos y epidemiológicos el evaluador puede tomar decisiones acerca del diagnóstico. Dichos puntos determinan la existencia de dos niveles de riesgo de padecer el trastorno: riesgo moderado y riego elevado.